bajar de peso

Nutrición: ¿Es tan importante el peso?

Muchas personas hacen una valoración rápida de su cuerpo subiéndose a una báscula y tomando como referencia los kilogramos que esta indica; como medida orientativa a largo plazo (meses) el peso puede resultar útil, pero, a corto plazo (días y semanas) lo más común es que juegue malas pasadas y no refleje lo verdaderamente importante: la composición corporal, es decir, la cantidad de músculo frente a la cantidad de grasa y otros elementos tales como líquidos, glucógeno muscular y hepático o el peso de los huesos.

El peso no es más que un número que varía a lo largo del día, un número poco relevante condicionado por la comida ingerida, la bebida o la cantidad de sustancias de deshecho presentes en el organismo en el momento de subirse a la báscula. Este llega a ser tan poco importante, en algunos casos, que dos personas que presentan una composición corporal totalmente diferente (mucha grasa frente a poca masa muscular y una buena masa muscular frente a pequeños porcentajes de grasa) pueden llegar a pesar exactamente lo mismo ¿qué quiere decir esto? Que cuando una persona se propone adelgazar esta persona no quiere perder peso, lo que realmente quiere es perder el exceso de grasa de su cuerpo y, en consecuencia, disminuir su peso corporal.

La grasa corporal se puede medir de diferentes maneras, destacan las básculas de impedancia bioeléctrica, que lanzan una débil corriente hacia el cuerpo del usuario y, en función del tiempo de rebote de las corrientes considerando la densidad de los diferentes tejidos determinan la cantidad de grasa, de músculo, de hueso y de líquidos que presenta el paciente.

Durante el proceso de adelgazamiento, el paciente deberá perder entre medio kilogramo y un kilogramo de grasa corporal a la semana para hacer este proceso saludable y evitar los efectos rebote. Gracias a las básculas de impedancia bioeléctrica se pueden obtener más datos que solamente el peso general y hacer un correcto seguimiento de los cambios en la composición corporal de cada persona. Durante esta etapa se puede perder grasa y, aun así, aumentar el peso. Si una persona durante la primera semana de dieta pierde medio kilogramo de grasa, pero aumenta un kilogramo de peso a causa de comida y bebida ingeridas su peso corporal aumentará medio kilogramo y, sin embargo, estaría cumpliendo sus objetivos.

El peso es una medida relativa y secundaria, conocer la composición corporal es la manera exacta de hacer un seguimiento de un paciente y el proceso de adelgazamiento es un proceso que requiere constancia y paciencia.

Si necesitas ayuda, nuestro experto en nutrición puede asesorarte:

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *